Desarrollo Personal

Libre Albedrío

El libre albedrio tiene que ver con la libertad de elección, y es la creencia de que las personas tenemos el poder de elegir y tomas nuestras propias decisiones.
A veces, describimos un comportamiento propio como resultado de la acción de un tercero. Esta manera de pensar es algo que está muy arraigado en nosotros y tiene que ver con que percibimos que lo que hacemos es una acción inevitable: ante algo que pasa, nosotros analizamos nuestras conductas como si fueran la única opción posible de respuesta, entonces nos justificamos. Y nos da tranquilidad. Esta es una actitud de “acción por reacción” y hace que pienses que no hay otra forma de hacer las cosas, más que como lo hiciste, y que no tuviste alternativas frente a lo que pasó. Entendés que hay una sola reacción posible y, como consecuencia, te ubicas en una posición de inflexibilidad. O sea, que sólo te podes comportar de una determinada manera, como si no tuvieras opción.
Si, en oposición, empezas a actuar con flexibilidad, tenés la posibilidad de elegir entre un montón de opciones de conducta, como alternativa a este modelo mental que esta incorporado, que heredaste de la cultura y la sociedad y de tu educación (que, dicho sea de paso, es un sistema educativo, a mi entender, obsoleto).
Lo que podes hacer es responder de manera consciente: cuando decidís responder de esta forma, entendes que entre lo que pasa y tu conducta, hay un espacio de reflexión en el cual podes detenertey elegir que hacer. 

Este espacio se llama libertad interior, es un lugar de conciencia y de responsabilidad desde el cual podes ver que no hay una sola manera de hacer las cosas, o de responder, sino que hay muchas acciones y conductas que podés elegir y que, cualquiera que elijas, va a ser resultado de una decisión, producto de tu capacidad de elección, basada en tus valores y no en una reacción automática inconsciente.

Hay un montón de cosas que pasan en la vida y no podes hacer nada para cambiarlas, por ejemplo: es real que hay un montón de especialistas en el rubro de la moda que trabajan en condiciones deplorables.
Pero, más allá de cualquier cosa, nosotros tenemos el poder y la libertad interior de elegir qué hacer con lo que pasa, cómo hacerte cargo y cómo responder.
Te pueden robar cualquier cosa, aunque lo único que es tuyo es tu posibilidad de elección de la actitud personal ante lo que pasa, para decidir el rumbo de tu vida.
Si querés que el sistema de la moda deje de ser como viene siendo hasta hoy, tenés que empezar a haciéndote cargo de la parte que te toca y a actuar desde un lugar de conciencia, porque, como dice mi abuela: “un poquito cada uno, no le hace mal a ninguno”, y siempre uno es mayor que cero, así que más vale que hagas aportes individuales pequeños a que no hagas nada.

Solo así podrás hacer efectivos los resultados que estás buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *