fbpx

En el sexto episodio de mi programa de podcast “Viví de lo que te encanta”, te hablo de la intención. Como usar la intención para cumplir tus objetivos.

Porque, ya hemos hablado reiteradas veces, de que tus sueños; cuando los pones en palabras y les asignas una fecha, se transforman en objetivos.

Ahora, imagínate que pasa cuando, antes de cada acción, le metes intención?

Todo pasa en el momento justo y siempre es por un bien mayor que está asociado con tus más profundas intenciones⁣

Esto responde a estados puros que son de una magnitud que supera tus pensamientos conscientes: hay un plan PARA vos, trazado POR vos.

No es algo azaroso y mágico del universo.

Si, obvio, estoy convencida de que todos venimos, a nivel alma, a cumplir con una misión en esta vida. Pero mientras la vamos descubriendo, estamos eligiendo como vamos a manifestar esa misión.

Vamos teniendo deseos, que algunas veces abrazamos conscientemente, y se convierten en planes. Y otras veces, solo se planta la idea por algún lugar recóndito de nuestro inconsciente, y queda ahí, operando en modo avión.

Creo que funciona así.
Se te viene una idea a la mente en un determinado momento, con un entusiasmo tal, que el universo la mete en la lista de objetivos pendientes. En ese listado, la idea se empieza a enlazar con otras ideas que el universo captó de la misma manera, pero que, vos no fuiste consciente de que estabas fijando la idea en tu mente.
Esas ideas quedan resonando en tu mente y moldean tu actitud para que puedas construir los distintos presentes que atravesas en tu vida. Si vos te posicionas ahora mismo en alguna situación de tu pasado, vas a tomar consciencia de todos los sueños que cumpliste. Y ahí tenés que admirar tu poder y agradecerte.
En el sentido común, le llaman suerte. Pero no es suerte, es visualización. Eso que la norma lo atribuye a la suerte es un deseo materializado
Es magia, o no? Tenemos el poder de convertir los pensamientos en “cosas”, en realidades. Este poder supremo nace de la energía de la intención.

Si todavía te quedan dudas de este poder que tenés te comparto este ejercicio que Deepak Chopra plantea en su libro Sincrodestino

El ejercicio es así:

  • Cerrá los ojos y pensa en lo que hiciste durante las últimas 24 horas. Volvé con tu memoria, desde dónde estás ahora mismo, a dónde estabas hace exactamente un día. Recorda con el mayor detalle posible lo que hiciste, lo que pensaste y los sentimientos qué te afectaron.
  • Ahora elegí un asunto de las pasadas 24 horas y concéntrate en él. No tiene que ser algo muy importante sólo algo que recuerdes haber enfrentado durante el día: si fuiste al banco, podés elegir el dinero o tu situación económica, si tuviste que ir al médico, podés elegir a la salud, si fuiste al gimnasio, podés concentrarte en los deportes. Pensá en ese tema durante unos segundos.
  • Ahora, volvé 5 años atrás y concéntrate en la fecha de hoy. Retrocede año por año hasta que llegues a la misma fecha, 5 años atrás. Fíjate si podés recordar más o menos dónde estabas y qué estabas haciendo en esa época. Intenta imaginar tu vida en este momento lo más claramente posible.
  • Una vez que hayas creado una imagen mental nítida de tu vida tal cómo era hace 5 años, introduci el tema de las últimas 24 horas en el que hayas elegido concentrarte: situación económica, profesional, salud, religión, o lo que fuere. Intenta recordar la mayor cantidad de sucesos relacionados con esa área de tu vida. Por ejemplo, si elegiste el tema salud, podrías recordar las enfermedades que tú viste, cómo te llevaron de un médico a otro, cómo decidiste dejar de fumar y cuanto pudo esto haber afectado otras áreas de tu vida.
  • Mientras pensabas en el tema elegiste, en cómo se desarrolló y afectó tu vida actual, seguramente descubriste muchas coincidencias. La vida depende mucho de los encuentros fortuitos, los giros del destino o los caminos que doblan en nuevas direcciones. Es probable que ese tema se haya conectado rápidamente con otras áreas de tu vida, a pesar de que, al principio, parecía totalmente insignificante. Al rastrear tu historia personal de este modo podés llegar a comprender el papel que las coincidencias desempeñan en tu vida. Podés ver que si un pequeño detalle hubiera sido diferente, la historia sería otra, con otras personas, en otro trabajo o con una trayectoria de vida totalmente distinta.

Con esto te quiero mostrar que está buenísimo qué planees tu vida, pero hay sucesos que moldean tu destino de una manera que a lo mejor jamás te imaginaste. Las coincidencias que se dan de manera cotidiana son pistas que te da el universo para mostrarte que hay para vos planes mucho más grandes de lo que puedas imaginar.

La semana pasada te compartí mi método SPEAR para que puedas gestionar tus pensamientos y tus emociones con el fin de mejorar tus resultados.

La intención vendría a ser el hilo conductor entre tus pensamientos, tus emociones, tus acciones y, lógicamente, tus resultados.

Una vez que aprendés a elegir que pensamientos potenciar, y cuales jubilar; se supone que tenes la mente modo “campo liberado”. Si los pensamientos que te quedan en la mente, son los que te empujan a obtener los resultados que querés, ahora les tenés que aplicar intención.

No alcanza con ser consciente de que los pensamientos están ahí. También necesitas intencionarlos.

Planificar es, básicamente, accionar con intención. Quiere decir que diseñas, de antemano, lo que vas a hacer en función de algún objetivo que querés cumplir.

Y me gusta describirlo así, en términos de seres humanos. Porque si bien son conceptos que se usan a nivel ejecutivo, los accionas. Las acciones, son llevadas a cabo por seres humanos, así que, en última instancia, son acciones humanas.

Cómo planifico?

Pensá que querés lograr y después pensá que cosas SI o SI deberían pasar para que eso que querés que pase, pase.

La intención es la fuerza extra que le pones a lo que haces, cuando estas enfocada en un objetivo.

Yo hago ESTO porque quiero obtener ESTO. Esto es intencionar. Hacer las cosas con alguna intención.

Por otro lado, intencionar también es PONER CONSCIENCIA. Pensar, esto que voy a hacer, me acerca o me aleja de mi objetivo?

Tenés el poder de diseñar tu realidad dándole bola a tus ideas, intencionándolas y planificándolas.